Pídeme lo que quieras de Megan Maxwell

17 noviembre, 2012




Argumento:

Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.

Opinión:

Bueno hoy me toca comentar uno de los libros de una de mis autoras favoritas, Megan Maxwell. Ayer viernes acabé el tan esperado libro Pídeme lo que quieras, y os mentiría si os dijera que no me ha impresionado, la verdad es que me ha impresionado y de lo lindo, vamos que me he quedado como quién dice ojiplática.

Desde que este libro salió a la venta hasta que yo puede obtenerle, creo que me comí todas las uñas de las manos jeje y es que todo libro que es escrito por esta autora ha de caer en mis manos y con este no ha sido diferente. Megan Maxwell sorprende a sus lecturas con su frescura y dinamismo, algo que es de agradecer en este mundillo sobreexplotado del género romántico, cuando anunció que lanzaría un libro de género erótico me entraron dudas sobre si leerle o no ya que hasta ese momento mi única inmersión en ese género había sido Cincuenta sombras de Grey y mi incursión como ya sabéis fue bastante satisfactoria, así que me dije ¿por qué no leerle?, así tras haberme librado de un examen del máster que estoy realizando me lancé a por él sin ningún miramiento y el resultado ha sido un tanto dispar.

En este punto me parece bien deciros que no soy una mojigata ni mucho menos, me encantan esas historias pasionales entre los protagonistas pero este libro relata un amor que para mí no es la definición de amor, para mí la historia de Eric y Judith es solo sexo y en mi opinión una persona que está enamorada no siente deseos de acostarse o dejar que esa persona se acueste con otros, no voy a negar que la atracción física no se muere cuando uno está casado o enamorado pero de ahí a que te guste que tu pareja se acueste con otros, no es mi modelo de amor pero reconozco que hay muchas formas de amar y por eso no voy a hacer mi crítica en ese sentido. Tengo un profundo sentimiento de la palabra fidelidad que no quiero que se confunda con mojigatería o santurrez, ni mucho menos, a estas alturas y con 26 años a mis espaldas ya no me echo las manos a la cabeza casi por nada, así que mi crítica no va por ese sentido, es más tampoco debería ser llamada crítica sino un apunte de mis gustos y como este libro se sale de mis gustos pues no ha sido de mi agrado nada más.

Ayer una amiga, deseosa de leer este libro me preguntó ¿te ha gustado? y siendo sincera en ese momento y ahora os he de decir que no pero eso no quita que reconozca la calidad de la autora y Megan tiene de eso por un tubo, por este libro no dejará de gustarme o de ser mi escritora favorita ni mucho menos. Ayer mismo me aconsejaron no hacer la reseña de este libro y yo me pregunté ¿Por qué no?, ¿porque no me ha gustado?, la labor de la reseñas es esa comentar lo que te agrada y lo que no, que su historia no me ha haya gustado ni enganchado no quita para que yo haya podido observar y valorar partes del libro, como sus personajes, los diálogos, las descripciones, la fluidez se su lectura, todos ellos aspectos muy positivos del libro y que me hacen pensar que si la historia de estos dos personajes hubiesen ido por otros derroteros volvería a verme maravillada con una nueva historia de Megan Maxwell.

¿Leería el siguiente? ¿Pues porqué no?, soy de las que opino que las personas ha de leer todo y no tener prejuicios por nada, odio a las personas que califican de “mierda” lo que a ellos no les gusta y en ese sentido a mí nunca me oiréis decir de esta agua no beberé. En una balanza entre un libro cuya temática no es de mi agrado y Megan Maxwell, creedme cuando os digo que se inclinaría hacia esta autora.

¿Le recomiendo? Es un libro muy recomendable a todas aquellas amantes del género erótico y para aquellas amantes de esta autora. Es un libro bien escrito, con escenas cargadas de sentimientos en este caso del personaje de Judith, de ágil lectura, de diálogos chispeantes a los que ya nos tiene acostumbradas la autora. Mi opinión solo es una de entre un millón y os aseguro que entre ellas las hay muy positivas lo que os ha de animar a leer este nuevo libro.

A pesar de que no haya sido de mi total agrado veréis que mi nota es positiva ya que como ya he reconocido me parece un libro muy bueno.

2 comentarios:

  1. Vaya reina... siento mucho que la novela no te gustara o no fuera lo que tú en un principio esperabas. Perooooooooooo.... besos...besos y besossssss ¡faltaría mas! jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Es un libro puramente sexual, creo que de romántico nada de nada, él es la antítesis del caballero...en fin, pero entre gustos.

    ResponderEliminar

AETERNAM DEA © 2012-2017. Blog Literario | Diseño de Plantilla de ANJARA